Gestionar el estrés es posiblemente uno de los retos con los que te has encontrado muy a menudo.

Y seguramente nunca te lo habrás planteado si alguna vez te ha perseguido un león.

Porque si ese ha sido el caso, el estrés te ha ayudado a escapar sin ni siquiera pensarlo.

Pero la realidad es que en tu día a día poco tienes que ver con leones.

Al menos no con leones reales.

La sociedad en la que vivimos demanda cada vez más de ti y los que te rodean.

Eso sí que es real.

Sin olvidar la cantidad de estímulos que recibes a lo largo de cada día.

gestionar el estres con el coaching
Obligaciones.

Demandas.

Competitividad.

Compromisos y deberes adquiridos.

Una lista que seguro podrás hacer tan larga como quieras porque en ella se hayan muchos de los factores que evitan que puedas gestionar el estrés.

Algo que además tiene serias consecuencias en tu salud y bienestar.

Y en la de los que te rodean.

Pero no te preocupes porque es posible conseguirlo.

De una vez por todas y para siempre.

¿Sabes cómo?

Estrés: ¿quién es este viejo compañero?

El estrés es a grandes rasgos una respuesta de nuestro cerebro para hacer frentes a las demandas del mundo exterior.

Una muestra de nuestra evolución como especie y gracias a la que hemos podido llegar hasta nuestros días.

Esta respuesta de nuestro cerebro es la que nos protegió de los peligros a los que nos enfrentábamos.

Depredadores.

Luchas entre iguales.

Y todo tipo de amenazas de las que nuestro cerebro aprendió tres estrategias de supervivencia: luchar, escapar o paralizarse.

Así que podemos decir que gestionar el estrés no era necesario para nuestros ancestros.

Al fin y al cabo, esa respuesta nos ha ayudado a evolucionar y sobrevivir.

Hoy en día, no necesitamos huir de depredadores ni hacer frente a grandes desastres que amenacen nuestra supervivencia.

Coaching para músicos para superar estrés y miedo escénico

Sin embargo, el estrés nos produce la misma reacción que en tiempos prehistóricos.

Y no necesariamente por acontecimientos externos.

También por cómo te tomas estos acontecimientos o por pensamientos que producen la misma reacción que si un león te estuviera persiguiendo hace 10.000 años.

Esto hace que, si no haces nada por gestionar el estrés, tu cerebro está activando casi continuamente esos mecanismos que antes te salvaban la vida.

Pero ahora por una simple discusión de tráfico, tus problemas en el trabajo o todo aquello a lo que des una importancia desmedida.

O, mejor dicho.

Tu percepción sobre ello.

Y es aquí donde está la clave.

Cómo gestionar el estrés de una vez por todas

Una de las herramientas más efectivas que existen para gestionar el estrés es sin duda el coaching profesional.

Desde este proceso de acompañamiento se aprende especialmente a identificar de manera individualizada aquellos patrones que suelen disparar las reacciones de estrés innecesarias.

No cabe duda de que las repercusiones para la salud física y mental del estrés pueden ser muy grandes.

Hasta el punto de ser recomendable visitar a un médico que pueda ayudarte a contrarrestar los efectos del estrés en tu cuerpo y en tu mente.

Aún así es fundamental enfocarse también en las causas del estrés y en tu manera de relacionarte con ellas.

Para ello desde el coaching profesional te ayudo a:

  • Definir objetivos y prioridades para eliminar actividades innecesarias que producen sensación de estrés
  • Detectar las causas del estrés crónico
  • Identificar patrones y conductas en tu forma de percibir lo que te rodea
  • Crear estrategias que te ayudan a aumentar tu resiliencia
  • Desarrollar hábitos saludables que contrarresten las reacciones de estrés
  • Gestionar expectativas laborales
  • Desarrollar tu aceptación y autocompasión como herramientas para gestionar el estrés

Evidentemente todo esto de poco te servirá si te persigue un león.

Pero en caso de que no sea así, te invito a probar algo distinto que salir corriendo, luchar o paralizarte.

¿Me dejas que te acompañe?

es_ESEspañol
Suscríbete a mi blog de coaching

Suscríbete a mi blog de coaching

Y recibe en tu correo artículos inspiradores sobre coaching además de ofertas exclusivas solo para sucriptores.

Tus datos están seguros conmigo. Odio el SPAM tanto como tú.

Tu suscripción se ha procesado correctamente. ¡Muchas gracias!

Comparte esto

Share This

Share this post with your friends!