El fenómeno de la profecía autocumplida no es nuevo y puede que ya lo hayas experimentado en tu vida.

Ese examen que sabías no ibas a aprobar.

Y suspendiste.

Aquel objetivo del que pensabas que nunca podrías alcanzar.

No llegando a conseguirlo.

O aquel trabajo que pensabas no merecías.

Y que nunca llegaste a conseguir.

¿Te suena?

Coaching para músicos para superar estrés y miedo escénico

Hay muchos ejemplos de profecía autocumplida en tu vida de los cuales no eres consciente.

Porque eres capaz de condicionarte y condicionar tu futuro a través de lo que piensas.

Y de lo que proyectas hacia el mañana.

De tus expectativas.

Tus anhelos o ganas de conseguir lo que quieres.

Por eso una profecía autocumplida no es más que u pensamiento predictivo que te condiciona para que finalmente ese pensamiento se cumpla.

Así de sencillo.

Algo que tiene que ver con tus creencias e incluso con las de los que te rodean.

Pigmalión y placebo como profecía autocumplida

La profecía autocumplida no tiene que ser solo algo que te limite y te impida conseguir lo que quieres.

Coaching autoestima y confianza

La profecía autocumplida puede ser usada para conseguir tus metas

Aquí reside la fuerza de esta poderosa representación mental.

Dos ejemplos claros de ello son los llamados efecto Pigmalión y el efecto placebo.

El efecto Pigmalión no es más que una creencia que se refiere al comportamiento o el rendimiento de los demás.

Lo que nos condiciona para tratarlos como creemos que son o rinden.

Esto hace inmediatamente que adaptemos nuestro propio comportamiento para que inconscientemente  se den las circunstancias para que eso que creemos, se cumpla.

Un ejemplo de ello es el experimento que hicieron Rosenthal y Jacobson en el aula.

En él una clase fue divida en dos grupos y los investigadores dijeron a los maestros que uno de los grupos tenía un coeficiente de inteligencia muy superior.

Coaching educativo en los tipos de coaching

El efecto Pigmalión en la eduación es un ejemplo de profecía autocumplida

Lo que no era cierto.

Pero hizo que ese grupo obtuviera mejores resultados solo por la predisposición inconsciente de sus maestros a tratarlos como lo que pensaban que eran.

Otro ejemplo claro de profecía autocumplida es el famoso efecto placebo.

O lo que es lo mismo, el efecto producido por la sugestión al creer que algo es beneficioso para tu salud.

Incluso aunque no lo sea.

Esta forma de profecía autocumplida es tan poderosa, que es usada en la industria farmacéutica para probar la validez de ciertos medicamentos.

Administrando falsas medicinas a grupos de prueba al mismo tiempo que dan medicinas reales a otros pacientes.

Para verificar que las medicinas reales tienen efecto sin la influencia directa de las creencias de los que las reciben o incluso las suministran.

Increíble, ¿no te parece?

La profecía autocumplida en coaching

En coaching trabajamos con las creencias de los clientes para poder superar aquellos obstáculos que parecen insalvables.

En muchos casos, nos encontramos con profecías autocumplidas.

Lo que es curioso es que generalmente, estos pensamientos te suelen frenar para conseguir lo que quieres.

Pero como has visto, también puedes utilizar estas creencias o expectativas de manera positiva.

Para que puedas alcanzar aquello que más deseas.

Por supuesto, es más complicado que simplemente pensar lo que más quieres y se cumpla.

Reencuadrar para avanzar.

Si así fuera, la sociedad sería muy distinta a lo que es hoy en día.

Pero desde el coaching te ofrecemos herramientas y procesos en los que vas a ir apoyado tus pasos hacia tu objetivo en la motivación y los valores que te ayudarán a conseguir lo que quieras.

Haciendo que tu futuro sea incluso mucho más que una profecía autocumplida.

Haciendo que se convierta en tu nueva realidad.

¿Te animas a intentarlo?

Suscríbete a mi blog de coaching

Suscríbete a mi blog de coaching

Y recibe en tu correo artículos inspiradores sobre coaching además de ofertas exclusivas solo para sucriptores.

Tus datos están seguros conmigo. Odio el SPAM tanto como tú.

Tu suscripción se ha procesado correctamente. ¡Muchas gracias!

Share This

Share This

Share this post with your friends!